Xochitlán de Vicente Suárez en el estado de Puebla

Introducción

Cuenta la leyenda que dos grupos indígenas, náhuatl y totonaco, llegaron a este lugar para fundar una nueva población. Los abuelos trataron de llamarlo de alguna manera, más no llegaban a nada. En la escala de sabiduría el siguiente peldaño lo ocupan los niños, por lo que pidieron a dos pequeñas que jugaban en el lugar le dieran una identidad. “Xochitl”, dijo la niña náhuatl al verse rodeada de flores, “tlan” dijo la niña totonaca para manifestar su acuerdo. Así nació Xochitlán, “lugar de flores”, como una celebración a la naturaleza y a la empatía entre los pueblos.

Donde todo es bueno

En Xochitlán todo es bueno. Son buenos los días, buenas las tardes, buenas las noches, y es porque todos los habitantes, sin excepción alguna, al paso con el turista saludan cordialmente. Es bueno el clima, buena la comida, buena la luz de la mañana y de la tarde, el orden, las casas y sus cálidos colores, las calles empedradas, los paisajes, la paz que reina en el lugar. Todo es bueno en Xochitlán.

Exhacienda y Grutas Santa Elena

A las afueras del pueblo se encuentran los restos de una antigua hacienda cafetalera. Cubiertas por abundante vegetación, los restos de su casco revelan un pasado magnífico.

Al fondo de esta hacienda hay una enorme cueva que también se puede visitar. Aunque no es posible adentrarse mucho, la simple entrada y el río, que parece ser devorado por la tierra, bien merece la pena visitar.

La Poza Verde

Por el mismo camino de la ex hacienda, unos quince minutos más adelante, se llega a un paraje exquisito que alberga a la Poza Verde. Una caminata de media hora entre tupidos bosques y vastos paisajes de la sierra y el río Zempoala, conducen hasta una pequeña cascada que alimenta una poza de aguas cristalinas donde se puede nadar y refrescarse.

Talleres de globos

Los niños, el alma de Xochitlán, se divierten organizando “talleres” caseros donde elaboran hermosos globos de papel de china de todas formas y colores. Una vez terminado el globo, la diversión apenas empieza pues tras echarlo a volar viene la pesquiza entre milpas y bosques para recuperarlo, traerlo de vuelta, enmendarlo y lanzarlo de nuevo por los aires.

Conclusión

Al retirarnos de Xochitlán, entre las curvas de la carretera, alcanzamos a ver un globo de papel de china que se elevaba por los aires. Era una pequeña despedida de sus niños, de su gente; un agradecimiento recíproco, directo a la memoria profunda, por la belleza de los momentos que vivimos.

Tipo:

Gruta
Cascada
Bosque

Distancias:

Distancia desde Puebla: 179 km

Como llegar:

Tome la carretera federal de cuota 150 México-Puebla y al llegar a la caseta de Amozoc siga la desviación a Cuetzalan por la carretera estatal 129 que lo llevará a Oriental; pasando algunos kilómetros encontrará la autopista de cuota hacia Teziutlán. Al llegar a la primera caseta, a pocos kilómetros, verá la desviación a Zaragoza, cruce el pueblo y tome la salida rumbo a Puebla, ahí recorrerá un tramo pequeño de carretera federal y más adelante encontrará en una curva la desviación a Zacapoaxtla. Pase Zacapoaxtla y tome la desviación rumbo a Xochitlán.

Actividades:

Senderismo
Campismo
Espeleoturismo
Fotografía rural
Gastronomía típica
Fiestas y tradiciones
Pueblear

Dónde comer:

En Xochitlán existen restaurantes de comida mexicana y típica de la región

Dónde dormir:

En Xochitlán encontrará acogedoras cabañas rústicas para hospedarse

Alrededores:

Grutas Karmidas
Grutas de Carreragco
Cuetzalan
Cascadas de Zacapoaxtla
Tosepan Kali